Cinco pasos a seguir para adquirir libertad financiera

¡Olvídate del estrés financiero!


¿Consideras que tienes libertad financiera? ¿Tienes un buen trabajo en el cual puedes crecer? ¿Actualmente tienes deudas? ¿Buscas ser independiente, pero no sabes cómo?

Si es tu deseo salir de casa de tus padres, tener tu propio departamento y ser independiente, lo primero que necesitas es tener libertad financiera, para evitar que te cause ansiedad comenzar a tener tantas responsabilidad y cuentas por pagar.


Como experto en temas financieros, puedo decirte que lo primero que debes hacer es definir tu situación actual:


1. Tal vez ya eres autosuficiente, pero no logras objetivos como ahorrar o te es difícil alcanzar ciertas metas financieras.


2. Quizás no sabes bien cuánto gastas y necesitas estructura en tus finanzas, para no llegar al fin de la quincena sin un peso.


3. Tienes muchas ganas de salir de tu casa, tienes un trabajo estable, pero simplemente temes no lograrlo por tu cuenta.


Como seguidor de Dave Ramsey, autor reconocido a nivel mundial especializado en asesorías financieras, comparto su definición del concepto de libertad financiera:

La libertad financiera significa que puedes tomar decisiones sin estar estresado por el impacto financiero que tendrán en tu vida, porque estás preparado. Usted controla sus finanzas en lugar de ser controlado por ellas”.

Esto significa que, si bien no eres “libre” de las responsabilidades que vienen con el dinero, lograrás tener control total sobre tus finanzas y, por ello, las cuidarás. En palabras de Ramsey:

“Quitarte el peso financiero y no sentir culpa al comprar algo para ti, es el alivio que causa no estar preocupado en lo que vas a pagar.”

A todos nos ha ocurrido un imprevisto, por ejemplo, un desafortunado choque de auto que implicará un pago extra; te agobias al pensar de dónde vas a sacar el dinero, sudas frío y entras en un estado de angustia terrible.


¿Cómo podrías evitar tal angustia sin preocuparte por el pago? ¿Será posible? Sí, si pudieras pagarlo con algún fondo para “inconvenientes” con el que ya contabas. Eso sería vivir con “libertad financiera”.


La libertad financiera no es algo que se logre fácilmente, pero si otros pueden, tú también. Te sorprendería la cantidad de personas que he conocido que tenían serios problemas en sus finanzas y la libertad en ese aspecto, parecía algo completamente remoto.



Como asesor financiero quiero compartirte estas 5 recomendaciones que le han funcionado a muchos de mis clientes:


1. Maneja tu dinero de forma efectiva

El primer paso es organizar tus finanzas y crear un plan. Lleva un registro en Excel de tus gastos mensuales para saber exactamente a dónde está yendo tu dinero y puedas dar un propósito a cada peso.


Lo siguiente es crear tu presupuesto y jerarquizar tus gastos para priorizar pagar las deudas que tengas, a la vez que comienzas a generar un fondo de ahorro personal básico, un fondo de emergencia o ambos.


¡Felicidades ahora sabes en qué puedes gastar! El presupuesto es la clave para construir tu libertad financiera.


Es importante mencionar que, si no tienes tarjetas de crédito a tu nombre, busques conseguir alguna para abrir tu historial crediticio, es un pilar fundamental de tus activos financieros, en un futuro podrás pedir un crédito o préstamo a tu banco.


2. Mantén tus finanzas “limpias”

Ahora que sabes cómo presupuestar tu dinero te habrás dado cuenta que hay áreas de oportunidad en tus finanzas, es bueno encontrarlas para así mejorar.


Pero, antes de pasar a otra cosa, te recomiendo que guardes 24 mil pesos, que sería el equivalente a mil dólares, para que lo tengas disponible ante cualquier emergencia. Este dinero es para emergencias, no para el café o una chamarra linda que te gustó, sino para gastos médicos o algún imprevisto que te obligue a gastar, así no caerás en nuevas deudas.


Hemos llegado al punto de pagar las deudas, las cuales pueden ser por:

  • Estudios

  • Auto

  • Tarjeta de crédito

  • Hipoteca de casa

Te sugiero crear otra hoja de Excel o un apartado en tu cuaderno con todas tus deudas, así ninguna se quedará olvidada.


Existen diversas maneras de liquidar tus deudas, personalmente te recomiendo comenzar a pagar préstamos de bajo monto, del más pequeño al más grande; en la segunda opción empiezas con la más pequeña a la más grande.


Para ambos casos si te preguntas cómo, podrás hacerlo limitando tus gastos y destinando un porcentaje de tus ganancias para ello, puede ser pesado y agotador, pero en el momento que lo hayas conseguido sentirás un alivio enorme, pues todos tus ingresos serán sólo para ti y tus proyectos futuros.


3. Utilizar estrategias de ahorro

Ahora que has “vencido” tus deudas y eres libre en ese sentido, es importante que sepas que para ser autosuficiente deberás inyectar más dinero a tu fondo de ahorro. En lugar de que destines una cantidad sólo para emergencias, necesitarás diversificar otra para invertir en algún proyecto personal.


Tener el efectivo disponible para cubrir un evento inesperado te brindará tranquilidad y será parte fundamental de tu plan financiero general. Una vez que tengas esa cuenta de ahorros establecida, comenzaras a sentirte protegido con tu fondo de emergencia y tus gastos en general.


Podrías darte el lujo de ahorrar un poco más y que ese fondo ya no sea sólo para emergencias, sino un fondo en el banco con un porcentaje de intereses, de esta manera tu dinero irá aumentando paulatinamente.


Asimismo, puedes ahorrar para unas vacaciones, simplemente toma un porcentaje de tus ingresos, muévelo a una cuenta de ahorro con el nombre de “vacaciones” y sabiendo cuánto necesitas para alcanzar tu cifra objetivo, sabrás cuánto guardar mensualmente.


4. Invierte en tu futuro


Es momento de mirar hacia el futuro y pensar cómo te gustaría vivirlo… ¿Trabajando todos los días de tu vida? ¿Ahogado por deudas médicas? ¿En la misma casa en la que estás ahora? ¿Te gustaría que tus hijos se hagan cargo de ti?


La mayoría buscamos un futuro sin estrés financiero y continuar con nuestra independencia en el ámbito económico, si eres joven debes abrir un fondo de retiro ahora. Tal vez piensas en hacerlo después que, al día de hoy, no tiene mayor sentido que inviertas en eso, sin embargo, entre más joven, menos tendrás que pagar. Por ejemplo, si cada mes ahorras mil pesos, tendrás un futuro libre y seguro utilizando las tasas de interés a tu favor.


Investiga cuáles son tus mejores opciones, consigue una calculadora en línea que te de un estimando de cuánto dinero tendrás que invertir para vivir la vida que buscas tener. Para que lo consideres debes de invertir entre mínimo 10% y 15% de tu ingreso.


De igual manera puedes invertir en la bolsa de valores, negocios, acciones o en bienes y raíces. Todo con el objetivo de que tus ingresos continúen en ascenso y no tengas que preocuparte por pagar emergencias.


Te sugiero apoyarte en un asesor financiero, en Lazuli Financial contamos con asesorías y talleres para ayudarte a tomar decisiones cuando decidas invertir, y cuándo tomes la decisión de comenzar con tu fondo de retiro, estés bien informado sobre tus opciones.


5. El trabajo como factor de suma importancia

Recuerda que tu principal herramienta de ingreso será tu carrera, es por eso que, desde niños, los adultos, nos presionan sobre qué vamos a estudiar. El trabajo será un factor muy importante en tu vida financiera.


Lo ideal es que busques un empleo en el que obtengas o te acerques a la remuneración económica que deseas y que tengas en mente tus objetivos de seguridad financiera. Aunque al iniciar tu vida aboral es normal que no ganes lo que quieres, concéntrate en obtener la experiencia necesaria para ir al siguiente nivel: un ascenso, un aumento en tu sueldo, etcétera.


Si no encuentras un trabajo que te llene por completo, siempre está la posibilidad de emprender tu propio negocio o ser freelance, en estos casos debes de cuidar más tus finanzas, porque casi todo dependerá de ti: de cómo organices tu tiempo, de cuánto cobres, de que consigas clientes, entre otros.


Para concluir, recuerda los pasos y aplícalos con seguridad:


a) Establecer un presupuesto


b) Pagar tus deudas


c) Crear fondos de emergencia y de viajes


d) Comenzar a invertir e iniciar tu pensión


e) Elegir un buen trabajo