Las previsiones en casa

Una vez que logramos adquirir una propiedad es importante cuidarla.


Mucho se ha hablado de lo importante que es adquirir una propiedad y definitivamente este proceso no es fácil. De inicio se requiere mucha disciplina y deseo de ahorrar lo suficiente para el enganche, además de prepararse para una vida de pagos mensuales que al final nos garantizarán un techo propio y seguridad.


Una de las mejores inversiones y logros en la vida de una persona por mucho, ya que con esto se protege a la familia y permite generar mayores riquezas para las generaciones futuras. Lo que muchas veces se olvida una vez obtenida nuestra casa o departamento es que al igual que cualquier producto que adquirimos, requiere de cuidados a lo largo de la vida útil de la propiedad.


"Anticípate creando un fondo de contingencias"

Estos cuidados generalmente surgen como gastos imprevistos pasados los 3 años: vicios ocultos, impermeabilizar, purga y cambio de tanques, retoque de pintura, etc. Claramente uno sabe que pasarán estos eventos pero el adivinar cuando es imposible ya que depende de diversos factores que no se controlan, sin embargo lo que sí es posible es anticiparse elaborando un fondo de contingencias.


Al inicio de estos blogs se mencionó este tipo de fondos que aunque no cuentan con un propósito en específico, sirven para prever gastos o accidentes que de otra forma nos dejarían con una deuda en las tarjetas que afectaría nuestro patrimonio en el largo plazo.


Hay que recordar que no todo mundo tiene disponibles $10,000 extras a sus ingresos mensuales, por lo cual si consideramos ahorrar cantidades mensuales pequeñas desde que adquirimos nuestra propiedad, lograremos cubrir sin tanto esfuerzo aquellos imprevistos que surjan pasados los primeros 3 años.


Pensemos en un rápido ejemplo para la próxima época de lluvias que se aproxima. Si depositáramos $200 al cochinito, a lo largo de 3 años tendríamos $7,200 que servirían bastante bien para comprar de 2 a 3 botes de impermeabilizante y además la mano de obra si decidimos no realizarlo por nosotros mismos. Otro ejemplo sería cambiar el tanque estacionario cuya vida útil se estima en 10 años y considerando un pequeño tanque de 120 litros lo podríamos adquirir alrededor de unos $4,000 más la instalación.


Como podemos ver, pequeñas contribuciones pueden ayudarnos fuertemente en el futuro para no descuidar un bien inmueble que nos costó bastante esfuerzo adquirir.


Frase del día
Así como valoraste ese primer día al adquirir tu casa, recuerda invertirle tiempo y esfuerzo en una planeación financiera para protegerla cuando llegue el momento de mantenerla en óptimas condiciones.

#ahorro #fondodeemergencia #propiedad #seguridadfinanciera